Novedades CANNAMEXICO

4 razones para comer diferente y mejorar tu vida

[fa icon="calendar"] Dec 22, 2018 2:04:37 PM / by Dave Zepeda

Todos amamos la comida rápida. No hay por qué satanizarla o decir que es mala. Cumple su propósito principal; llenar nuestras barrigas. De hecho, se le debería dar mucho más crédito a las hamburguesas al carbón de carrito, a los tacos de canasta y a las memelas que se sirven con mucha salsa afuera de las iglesias. ¿Por qué no tienen un monumento?

Aunque nos gustaría negarlo, un alto porcentaje de la gastronomía mexicana se compone de comida rápida. Alimentos que nos ha hecho sentir satisfechos, aportan volumen a nuestras llantitas y atiborramos de queso y crema de dudosa procedencia. Chilaquiles, flautas, tortas, tamales, tacos de todo tipo y un largo etcétera, se preparan en menos de 5 minutos. Fast food en el sentido estricto de la palabra.

taco

Sin embargo, cualquier empleado de gobierno que no lleva lunch a la oficina, podría corroborar que esta comida no aporta todos los nutrientes que el cuerpo necesita. Una dieta a base de antojitos es sinónimo de cansancio, triglicéridos elevados e infecciones estomacales. Además de suprimir uno de los placeres más grandes de la vida contemporánea: comer por placer, no solo alimentarnos.

Afortunadamente, en 1986, un italiano de nombre Carlo Petrini se dio cuenta de la atrocidad que la modernidad hacía con su momento favorito del día; la hora de la comida. La gente ya no tenía tiempo de sentarse en una mesa, charlar y disfrutar de una cena hecha con ingredientes frescos y procesos de cocción que no requieran grandes cantidades de aceite hirviente.

pasta

Petrini decidió regresar a lo básico, a los días en los que comía en casa de su abuela. Así nació el slow foodCon el paso de los años y la adición de nuevas mentes a su causa, el movimiento comenzó a construir un manifiesto que consta de 4 estatutos:

1- Otorgar dignidad cultural a las temáticas relacionadas con la comida y la alimentación.

2- Individualizar los productos alimenticios y las modalidades de producción ligados a un territorio, en una óptica de salvaguardia de la biodiversidad, promoviendo su categorización y protección en tanto que bienes culturales.

comida-italiana

3- Elevar la cultura alimentaria de la ciudadanía y, en particular, de las generaciones más jóvenes, con el objetivo de lograr la plena conciencia del derecho al placer y al gusto.

4- Promover la práctica de una calidad de vida distinta, basada en el respeto al ritmo y tiempo naturales, al ambiente y la salud de los consumidores, favoreciendo la fruición de aquellos que representen la máxima expresión cualitativa.

organico

Una vez difundido su manifiesto, el slow food comenzó a ganar seguidores alrededor del mundo. Personas que a partir de una visión relativamente hedonista, modificaron su vida y comenzaron a apoyar el comercio justo, a productores con procesos sustentables y reducir considerablemente el impacto ambiental de su existencia. La idea de Petrini se ha convertido en una organización con más de 150 mil socios y 2 mil comunidades distribuidas en 150 países.

¿Qué esperas para cambiar tu vida? No tienes que dejar de comer las garnachas que tanto amas, sólo tienes que invertir un poco más de tiempo en la elección de lo que comes y la forma en la que cocinas. Estamos seguros que tu mesa nunca estará vacía y tu salud mejorará notoriamente.

Topics: sustentabilidad, sustentable, Agricultura, Responsabilidad Social, Comida, Gastronomía

Dave Zepeda

Written by Dave Zepeda

Suscríbete a nuestro boletín

Lists by Topic

see all

Posts by Topic

see all

Recent Posts