Novedades CANNAMEXICO

Como aprovechar tu basura en un huerto urbano

[fa icon="calendar"] Dec 4, 2018 5:32:18 PM / by Dave Zepeda

Toda ciudad importante tiene un parque que representa su cultura, arte y diversidad. Madrid tiene al Retiro, Londres el Hyde Park, la CDMX a Chapultepec y Tokio a los Jardines de Hamarikyu. Todos un escape verde de la realidad, necesario para encontrar un equilibrio entre el trabajo diario y la paz que brinda la naturaleza.

Sin embargo, el poco tiempo libre de las personas ha hecho que cada vez sea más difícil visitar estos oasis citadinos. Por ello, ha surgido una tendencia global por aprovechar el espacio dentro de los hogares y crear jardines verticales; paredes llenas de vida que nos acercan a nuestros orígenes.

jardin_vertical-2

A esta técnica se le suman los huertos urbanos, una refrescante opción para cultivar alimentos orgánicos con el menor impacto sobre el ambiente. Sin embargo, uno de los principales impedimentos para su desarrollo en los hogares mexicanos es que se consideran caros y difíciles de administrar. Una idea completamente alejada de la realidad, pues mezclando nuestros desechos podemos crear una composta orgánica, con todos los nutrientes que cualquier planta necesita para su desarrollo.

Pero, ¿cómo hacer una composta casera? El primer paso es separar nuestros desechos de forma correcta, no es suficiente separarlos solo en orgánicos o inorgánicos. Lo ideal es tener un contenedor para: papel y cartón; envases y plásticos; cristal o vidrio y los ya conocidos desechos orgánicos e inorgánicos. Hacer esta separación ayudará a que la materia prima del fertilizante no se contamine con otro tipo de basura.

separar_basura

Una vez separados los desechos orgánicos, debes de seguir 4 simples pasos para crear una composta de calidad y que llenará de energía cualquier pequeño cultivo o planta que tengas en tu casa.

1. Necesitas un compostador

Éste será el recipiente donde haremos crecer nuestro composta casera, lo ideal es encontrar un envase que después se convierta en parte del fertilizante. La mejor idea es dar una segunda vida a objetos que hemos olvidado: palets de obra o cajas de fruta de madera.

2. Mezclar nuestra materia prima

Nuestra composta incluirá diferentes tipos de desechos, desde cáscaras de huevo, frutas y verduras, ramas del jardín, pasto húmedo, tierra, hasta sedimentos de café. El secreto es combinar el azúcar, el nitrógeno y la celulosa de los diferentes elementos.

composta_casera

3. Vigilar la composta

Si tenemos las medidas higiénicas básicas, lavarnos las manos después de trabajar en la composta, no tendremos ningún riesgo a nuestra salud. Pero es posible que la mezcla no esté bien balanceada y los desechos simplemente se pudran. Por ello, es recomendable, colocar una capa de tierra, bajo un material seco, como aserrín. Estas primeras capas secas evitarán que el fondo de tu compostador se pudra. Otra buena idea es intercalar capas de desechos húmedos y secos. Además de ventilar periódicamente el compostador.

4. Riega periódicamente tu composta

Nuestro abono orgánico necesita humedad para desarrollarse bien. Por ello es necesario regar el compostador hasta que el agua penetre en todas las capas. Repite este paso 3 veces por semana y en tres meses tendrás uno de los fertilizantes naturales más ricos en el mundo.

Sigue estos 4 pasos y estarás listo para traer un poco de la naturaleza a tu hogar. Además de conocer de dónde y cómo fueron cultivados los alimentos u plantas que hoy adornan tu casa.

Topics: ecología, visión a futuro, fuerza del campo, Cultivos Inteligentes, Campo Mexicano

Dave Zepeda

Written by Dave Zepeda

Suscríbete a nuestro boletín

Lists by Topic

see all

Posts by Topic

see all

Recent Posts