4 Consejos para indentificar si tienes un buen jefe o líder

Tener un líder poco apto puede ser fatal para cualquier proyecto o empresa. ¿Cómo saber si estás bajos uno de estos liderazgos? Aquí te compartimos 4 consejos para indentificar un líderes deseables.

Si bien es peligroso mantener en la empresa a un trabajador tóxico o demasiado mediocre, tener en un puesto de liderazgo a una persona mediocre o indeseada puede suponer el derrumbamiento de la empresa. Claro que no es fácil para la cúpula identificar a un mal líder, sobre todo si temporalmente los números están cuadrando. No obstante, un mal líder es como un virus que, llegado el momento, hará enfermar a la compañía, y ahora la solución al problema será más costosa y tardía que si lo hubiéramos identificado a tiempo.

 

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ¿Cómo saber si mi trabajo lo tomará un robot? Revísalo aquí

 

¿Pero cómo podemos identificar a esos jefes que destrozan el ambiente de la empresa y los niveles de compromiso en las empresas?¿Cómo identificar a aquellos líderes que ni quieren ni pueden aportar mejoras a los resultados de sus equipos?


Fuente Negocios 100

 

Para responder a estas preguntas, Luis Fernando Rodríguez, CEO de WATCH & ACT utiliza el Modelo Fourflags Express, a través del cual puede definir en 4 bloques los perfiles de esos jefes capaces de echar por tierra todo el compromiso de sus empleados con la empresa.

 

Buen Jefe vs mal jefe_Centro Fox.jpg

 

1. ¿Cómo hace vivir la empresa este jefe?

Un lider valora significativamente a su equipo y gestiona adecuadamente sus talentos; por lo que un mal lider o jefe lleva algunas de estas prácticas.

  • Equipo de trabajo o empresa sin sello (sin diferenciación)
  • Sin pasión por mejorar.
  • Cree en la que invertir en personas es un gasto.
  • Promieve una cultura individualista
2. ¿Cómo se le percibe como jefe directo?
 
Aquí se trata de analizar la capacidad del jefe para convertirse en referencia y ejemplo para su equipo; la calidad para repartir las tareas y evaluar a sus colaboradores; y para poner objetivos adecuados. En este sentido, un mal jefe es aquel que:
  • No es referencia para sus colaboradores
  • No sabe ni pone buenos objetivos
  • No conoce a los profesionales de su equipo.

 

Buen Jefe vs mal jefe_Centro Fox_2.png

3. ¿Cómo hace que se viva el equipo?
 
El líder del equipo debe generar compromiso a través de la gestión del equipo. Aquí vale la pena evaluar dos temas:
  • La forma en la que el equipo acoge a las nuevas incorporaciones. ¿Hay una buena comunicación con otros miembros para que haya certeza, claridad y se vea a un nuevo integrante como parte del equipo?
  • La evaluación que se hace de los logros y la mejora continua. ¿Cómo se reconoce el trabajo bien realizado, cómo se mejora aquello que puede mejorar? ¿Se hace positivamente?
Si tenemos en cuenta estas dos variables, podríamos decir que un mal jefe no genera equipos, sólo crea grupos de trabajo, lo cual suele ser muy poco apasionante y desde luego, no provoca que los trabajadores salten de la cama con la ilusión de un nuevo día de trabajo.

4. ¿Cómo se perciben las tareas que se hacen en su departamento?
 
En este punto se analiza si el jefe es capaz de generar compromiso a través de la gestión de las tareas que los profesionales desempeñan en su jornada cotidiana. Así, un mal jefe es aquel que provoca entre sus colaboradores:
  • Que lo que hacen no tiene un porqué
  • Que no se hace lo que se debería hacer
  • Que lo que se realiza no aporta valor
El liderazgo siempre puede mejorar y es importante que todo el equipo busque formas en que se regulen las prácticas al interior del equipo para tener una experiencia más satisfactoria.
 
 
Nuevo llamado a la acción
 
 

Topics: CITEK Forum